Buscar
  • Editorial

Las voces olvidadas, pérdidas gestacionales tempranas




Durante las últimas semanas hemos hablado sobre las pérdidas gestacionales tempranas, primero en un episodio de Amorte y más tarde en un live por Townhouse Network con mi querida Ana Vieyra. Ana nos compartió su reciente experiencia y cómo ha vivido el proceso de duelo por la pérdida de su bebé desde un lugar que le ha permitido validar sus sensaciones y emociones. Su voz ha sido de gran ayuda para otras mujeres que han pasado por un evento similar. Unos días antes, Amaya Suárez, que fue también mi invitada en Amorte, me recomendó 'Las voces olvidadas', un libro sobre pérdidas gestacionales tempranas.


'Las voces olvidadas', habla sobre un gran tema que sigue siento un tabú para nuestra sociedad. Este poderoso proyecto un esfuerzo en conjunto de Mónica Álvarez, M. Ángels Claramunt y Laura G. Carrascosa y surge de la experiencia que han tenido las autoras gestionando el foro Superando un Aborto en el que brindan acompañamiento a mujeres que han tenido una pérdida y a sus parejas. A partir del trabajo con estas familias, surgió a inquietud de trabajar con casos de pérdidas gestacionales tempranas. Y es que muchas personas pensarán que se trata de lo mismo pero esto está lejos de la realidad. Muchas personas suelen creer que cuando la pérdida es tardía o incluso cuando el bebé muere al poco de nacer, que son pérdidas, que podríamos llamar importantes. Lo contrario sucede con la pérdida temprana que siempre ha sido considerada menor. Precisamente el problema de la pérdida temprana es que hay una tendencia a darle poco o ningún valor. Todavía prevalece la idea de que son sólo unas células, que no estaba formado, que el tamaño —así tan diminutos—, los hace menos valiosos. Sin embargo existe un profundo dolor silenciado por los padres viven esta muerte en primera persona. Que esos pequeños han sido soñados y esperados con la misma ilusión. Que tras esa pérdida todos esos sueños se pierden también, mientras la sociedad y los que les rodean, no ven la profundidad del dolor que están sintiendo. Entonces este trabajo es un esfuerzo por dar voz a todo esto, a las madres y sus bebes pequeñitos.


El poder de las mujeres sobre su cuerpo

De ahí el título de un libro que busca sacar a la luz este proceso para guiar a las mujeres hacia una toma de decisiones consciente sobre su cuerpo y el de su bebé. En este texto podemos encontrar todo un apartado que habla sobre las diferentes maneras del manejo de un abortaron el objetivo de acabar con la falta de conciencia que tenemos de lo que es fisiológico o normal en la mujer y qué no. Tenemos la idea de que perder a un bebé es patológico, y lo tratamos como una enfermedad y por eso lo dejamos en manos de los médicos, pero en realidad es parte de un proceso normal. Obviamente el bebé ha muerto porque algo no iba bien, pero el perder al bebé es parte de un proceso fisiológico que estamos preparadas para llevar a cabo sin que peligre nuestra salud y eso esta sobradamente documentado en la evidencia científica. Eso no significa que no deba existir supervisión médica, al contrario, siempre debe haber una guía y acompañamiento profesional para ayudar a la madre a saber qué es normal y que no, de modo que se pueda intervenir cuando algo vaya mal. ¿Pero qué pasaría si a las mujeres se les diera la oportunidad de dar a luz a sus bebés fallecidos sin necesidad de intervención? ¿Cómo serían sus procesos de duelo?


Intervenir por defecto en todos los casos, resulta excesivo y puede resultar contraproducente para los cuerpos de las mujeres. Otro tema es que la activación del proceso de expulsión de ese bebé puede llevar semanas y que ese tiempo de espera pueda ser excesivo desde un punto de vista psicológico para algunas mujeres por todo el dolor emocional de la pérdida. Desde ese punto de vista la medicina puede acelerar ese tiempo. Pero debemos regresar a la madre el poder para decidir la forma en la que quiere que nazca su bebé, tanto si quiere que todo vaya rápido como si prefiere aprovechar ese tiempo para despedirse de él y quiere vivir el proceso por sí misma.


¿Qué pasa con la posibilidad de un nuevo embarazo?

Sin importar cómo se haya vivido el proceso tanto físico como emocional, es normal que una mujer sienta miedo al volver a embarazarse pues de cierta forma pierde la confianza en su cuerpo y se mueve a partir del miedo. En 'Las voces silenciadas', las autoras han tratado mucho este aspecto porque es recurrente en muchas mujeres. En él hablan de la ansiedad, del miedo, la tristeza... todo lo que rodea al embarazo y el parto después de una o varias pérdidas, y nos dan herramientas y recursos para ayudar a la mujer a sobrellevarlo mejor. También recomiendan hacerse escuchar y conocer otras historias como la suya. El foro Superando un Aborto, es una plataforma importante en la que se exponen claves para afrontar este proceso.


¿Y las familias?

Aunque este es un proceso que vive intensamente la madre gestante, tanto su pareja como su familia tengan también herramientas o claves para ayudar a las parejas a, por ejemplo, despedirse de su bebé, a poder encontrar su manera propia de hacerlo, a considerar los aspectos a tener en cuenta para decidir si tirar adelante o no un embarazo de un bebé con problemas graves de salud, y qué tener en cuenta en cada alternativa, a facilitar la elaboración de rituales de despedida, a conocer las "reglas de oro" de lo que ha ayudado a otras parejas. Y no sólo para los padres; también que fuera una ayuda para  el entorno, para que familiares y profesionales puedan acompañar y comprender mucho mejor a los padres afectados. Pero siempre desde la perspectiva de que no sea un mero informe para las parejas, sino que sea un documento que conciencie a la sociedad en este aspecto hasta ahora tan oscuro y silenciado


Muchas gracias a Amaya Suárez por su recomendación y su sensibilidad hacia los procesos femeninos y por supuesto, a Ana Vieyra por dejarnos conocer tan de cerca un evento tan íntimo y poderoso.

37 vistas

​© 2020 by Patty Bueno.