Buscar
  • Editorial

Funerales y duelo durante el COVID-19

Actualizado: ago 7



¿Qué podemos hacer para honrar la muerte en la distancia?


En esta emergencia sanitaria, todos hemos visto afectada nuestra rutina y nuestras vidas en mayor o menor medida. Pero quienes han perdido a un ser querido en medio del confinamiento han tenido que enfrentarse de forma abrupta a una realidad que no nos imaginábamos ni en sueños. Si ya la muerte es fuerte cuando nos toca de cerca, qué pasa en un momento en el que no podemos tener contacto con el cuerpo para despedirnos, cuando los funerales están prohibidos y cuando tenemos que actuar más allá de nuestras creencias. ¿Cómo podemos acompañar en un momento de estas características? Sin duda el COVID-19 nos está haciendo cambiar la forma en la que vemos la vida pero sobre todo la muerte. Si vemos un poco más allá, nos damos cuenta de que tenemos la oportunidad de que la despedida más allá de regirse por tradiciones, se vuelva curativa, gratificante y centrada en las personas.


Cómo podemos lograr, pese a las condiciones actuales, crear rituales significativos que nos permitan sentir el sostén colectivo, además de honrar la vida de los difuntos. Cómo cultivar la conexión y brindar apoyo aunque no estemos físicamente cerca. Por fortuna, y aunque no estamos hablando de suplir el contacto físico, existen diferentes recursos que pueden ayudarte a llevar de mejor una muerte y un duelo, en tiempos inciertos como los que vivimos.


Fundamento en el propósito: ¿por qué haces esto? ¿Qué significa para ti "pagar los últimos respetos"? ¿Qué valor encuentras personalmente en celebrar un ritual para el final de la vida?



Crea un altar virtual

Crear un espacio virtual en el que las personas puedan dejar mensajes, fotos de ofrendas, canciones, videos de amigos o familiares, oraciones o poemas es una gran opción. Lo mejor de esto, es que este espacio, aunque virtual, puede servir para regresar a él cada vez que se necesite sentirse en contacto con la persona. Ver las contribuciones de otras personas puede ayudar a otros a sentirse menos solos en su dolor.

Organiza una comida virtual

Programa una comida virtual a través de una plataforma de video. Pueden organizarse para cocinar el mismo platillo, intercambiar consejos sobre la preparación y los ingredientes y más tarde, comer “juntos”. Además de compartir el tiempo, podrán hablar de lo que están sintiendo en un ambiente relajado y si así lo quieren, podrían preparar alguno de los platillos preferidos de la persona a la que están honrando.



La música siempre será un refugio

La música suele ser un remanso cuando nos encontramos en medio de una fuerte marea de emociones, entonces, crear una playlist que nos acompañe en momentos de duelo, resulta muy reconfortante. Si piensas en crear una playlist considera si es buena idea que sea colaborativa, de esta forma las personas podrían incluir canciones que les recuerden a su ser querido. Si decides que los demás colaboren, pídeles que hablen sobre los motivos que les llevaron a elegir esa canción.


Cuenta la historia

Comparte y recopila historias y fotos de tu ser querido. Si la idea del altar virtual no es para usted, puede considerar algo más privado para compartir historias y fotos. Puede crear un grupo privado de Facebook y enviar invitaciones o un enlace solo a las personas seleccionadas. En el grupo puede publicar mensajes de discusión o preguntas: ¿Cómo se conocieron? Recuerdo favorito? ¿Qué aprendiste de ellos? Estos se pueden recopilar y compartir durante algunas semanas o unos meses por correo electrónico o un servicio de boletín gratuito como Tinyletter. Piense en un programa de funeral o en un folleto conmemorativo, pero hágalo virtual y continuo.


Agenda reuniones recurrentes para acompañarse

Se pueden programar reuniones periódicas diarias o semanales, lo que sea mejor para usted. Cree el espacio y llénelo como mejor se adapte a sus necesidades, incluso si es solo para registrarse entre ellos. Como alternativa, también puede acordar una hora específica del día para que las personas dejen de hacer lo que están haciendo fuera de línea para encender una vela, lea un verso especial, rezar o simplemente pensar en la familia inmediata. Saber que su pérdida y dolor están siendo reconocidos, retenidos y que una comunidad más amplia les da espacio, puede ayudar a la familia inmediata a sentirse menos sola.


Escribe una carta

Por último, un recurso que puede servirte mucho para despedirte o para decir aquellas cosas que por las condiciones en las que vivimos no pudiste expresar, es escribir una carta. No es necesario que la leas en algún espacio público ni que la lleves a algún lugar en especial, experimenta y verás que el solo hecho de escribirla es absolutamente liberador y si quieres leerla en voz alta, en medio de algún ritual que puedas tener en casa, mejor.



¿Necesitas ayuda? Pídela


Es cierto que el COVID-19 nos ha obligado a reestructurar gran parte de nuestras vidas pero en este ámbito en particular, podemos ver esta circunstancia como una oportunidad de encontrar aquello que es fundamental para nosotros. No tengas miedo de comenzar a imaginar nuevas de nutrirte a ti y a tu familia. Además de los elementos culturales a los que puedes recurrir para transitar estos momentos, recuerda que desde este otro lado, existimos quienes nos dedicamos a brindar apoyo y crear conexión con aquello que importa. Las doulas de muerte apoyamos a las personas y asus familias durante el proceso de morir, buscando mantener la mejor calidad de vida posible a medida que se acerca el final. 


Si necesitas mi acompañamiento en un proceso de muerte o soporte para vivir de una manera más amorosa un proceso de duelo, no dudes en contactarme, estoy aquí para ti.

Nuestra presencia física puede estar restringida por ahora, pero nuestra imaginación y el amor que nos tenemos es ilimitado.



29 vistas

​© 2020 by Patty Bueno.